“Tú, Él, Ella y Yo”

Tu…, él…, ella… y yo somos personas de hábito;  o como yo prefiero llamarle: habitual criturus… (Esta palabra me la invente). Tú tienes el poder de decidir si formas buenos hábitos (Optimus habitual criturus) o malos hábitos (malus habitual criturus).

Muchas de las veces no nos damos cuenta que inconscientemente hacemos cosas dañinas, no sólo para nosotros si no también para las personas a nuestro alrededor.

Por ejemplo, reaccionamos con coraje a situaciones sin mucha importancia:

  • Tu hijo quiebra un vaso.
  • Alguien va al límite de velocidad por la carretera.
  • No satisfaces tus impulsos de gratificación inmediata.

 Mentiras (“piadosa”):

  • No puedo porque estoy ocupado.
  • ¡Muchas gracias! Me encantó. 
  • Oh, sí. Eso tiene sentido.
  • Sí, te ves muy bien con ese vestido.
  • Llego en 5 minutos.

 Procrastinación:

  • Mañana o más tarde lo hago.
  • Que flojera me da hacerlo.
  • No es realmente tan importante.
  • Tengo mucho que hacer ahora (y no haces nada).

Entre otros malos hábitos está el hablar sin pensar y la negatividad.

¿Y cómo rompemos con hábitos malos y formar buenos?

Comienza con estas tres maneras de romper con tus malos hábitos.

  1. Se consiente de lo que haces: si te “comes” tus uñas, comienza a notar en que situaciones lo haces: ¿Cuándo estas nervioso? ¿Triste? ¿Impaciente?
  2. Escríbelo en tu diario: Si no tienes diario, escríbelo en una hoja o en tu computadora. Una de las formas de estar en consciencia plena es saber realmente lo que haces en el momento que lo haces. Si escribes que comes tus uñas cuando estas triste o impaciente, cuando lo hagas te darás cuenta y lo dejaras de hacer, al menos por ese momento.
  3. Recuérdate a ti mismo por que lo haces: recuerda que te motivo a cambiar el mal hábito que tienes. Esto lo tienes que hacer constantemente, y si tienes que poner un recordatorio en tu cell (que sirva de algo, ¿no?) hazlo.

Para formar buenos hábitos, haz lo mismo que hiciste para dejar los malos hábitos.

Puedes pasar muchas horas por en el internet buscando maneras de cambiar tus malos hábitos, pero si no los pones en practica, claramente no servirá de nada. Oh, y no te tomara 21 días consecutivos para formar un habito. Cada persona es diferente. Lo que si te garantizo es que si lo haces lo suficiente (solo tú lo sabes), llegara el dia que automáticamente lo harás sin pensarlo.

Como dijo Plato: “somos lo que repetidamente hacemos. La excelencia entonces, no es un acto, sino un hábito.”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s